Comparte esta noticia

Globalízate Radio.- Desde que la enfermedad de COVID-19 llego a América y el Caribe y esto obligó a los presidente de varios paises iniciar la cuarentena agudisó las necesidades de las personas, sobre todo de los migrantes en este caso venezolanos que perdieron sus trabajos. Por la situación expuesta miles de migrantes iniciaron el retorno a su país de origen, esto trajo como consecuencia que la presencia de migrantes venezolanos en las fronteras Colombianas aumentara poco a poco de manera alarmante.

Esta crisis humanitaria generó la presencia y el desborde de venezolanos en estos pasos fronterizos, las autoridades de migración Colombia se vieron desbordados ante la cantidad de personas esto ameritó la colocación de refugios, y la organización para la atención en salud a estas personas.

Autoridades de migración colombia indicaron que alrededor de  2.900 venezolanos en los diferentes centros de atención que estan en varias de las fronteras donde se le realiza el tamizaje.

EL Gobernador del Norte de Santander infomó que el paso de los migrantes venezolanos retornados ingresan al terrotorio venezolano en muy bajo número esto genera hacinamiento del lago Colombiano.

Las autoridades Colombianas enfatizaron en recordar que es el gobierno venezolano el que mantiene la restricción en el ingresos de sus connacionales al territorio, ” solo dejan ingresar a Venezuela 300 personas tres veces por semana, esto nos genera un cúmulo de personas que deben ser atendidas”.

Migración Colombia, Gobernadores y alcaldes que estan cerca de las fronteras buscan establecer conversaciones con las autoridades venezolanas para lograr aumentar el números de personas con los controles estrictos de evaluación contra el coronavirus, esta coordinación se esta realizando con la observancia de la Organización Panamericana de la Salud.

Las autoridades colombianas informaron que el flujo migratorio desborda la capacidad instalada, la presencia de los migrantes en cambuches (viviendas improvisadas) en plena vía pública ha puesto en riesgo a la población en medio de la pandemia del Covid-19.