Comparte esta noticia

Los migrantes son personas como todos y todas, con cotidianidad, metas, realidades, vivencias y aportaciones.

Al llegar a nuevos destinos, su incertidumbre crece y ésta se estabiliza en la medida que es bien recibido.

Cada migrante es una historia real, que invita a conocerla y compartirla.

Sandra, migrante venezolana emprendedora, junto a sus dos hijas, es ejemplo de esta reflexión que hoy compartimos en #MigraciónEnContexto