Comparte esta noticia
Globalízate Radio.-La presencia de venezolanos en la frontera de chile se hace cada vez mas numerosa. En la frontera entre Bolivia y Chile cientos de migrantes del país caribeño estan llegando, esto tiene preocupados a las autoridades. Las autoridades chilenas han empezado a expulsar a los migrantes, en su mayoría venezolanos, que cruzan de manera irregular.

Unas 100 personas han sido deportadas. Según informaciones de prensa, las deportaciones se producen luego de que dos migrantes, un venezolano y un colombiano, fallecieran al intentar llegar a territorio chileno a pie a través del paso con Bolivia, el cual está a una altura que supera los 3600 metros y donde hay temperaturas gélidas.

Según información de la Organización Internacional para las Migraciones en Chile, se tienen registros de que unas 100 personas intentan cruzar cada día.

Las autoridades chilenas transportan a los migrantes hasta Iquique, donde cumplen una cuarentena preventiva por COVID-19 durante 14 días en residencias sanitarias con capacidad para 1600 personas.

  Debido a que el número de migrantes que cruzan la frontera es mayor al de cupos en las residencias sanitarias, muchos quedan varados en las localidades de Colchane, Huara y Pozo Almonte.

En el lado de Colchane, la OIM Chile estableció un campamento pequeño en un espacio brindado por carabineros para albergar a los migrantes varados. La Organización asegura que se identificaron varios casos de niños y niñas indocumentados.

En el lado boliviano, la casa de acogida de migrantes de Pisiga identificó algunos casos de hombres que de manera reiterativa viajan por la misma ruta con mujeres extranjeras jóvenes.

La OIM dio 200 frazadas a la Oficina de Migración de Pisiga para su entrega posterior a migrantes.  La Oficina de Migración y la OIM establecerán un equipo de monitoreo para identificar los flujos migratorios, condiciones y necesidades humanitarias en la zona.