Comparte esta noticia

Globalízate Radio.- Senadores demócratas presentaron el lunes un proyecto de ley para otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS en inglés) a los ciudadanos de Venezuela que se encuentren en Estados Unidos por la crisis en su país, anunció la oficina del senador Bob Menéndez.

Menéndez y sus colegas Dick Durbin, Patrick Leahy y Cory Booker impulsan la “Ley de TPS de Venezuela de 2021” para permitir residir y trabajar legalmente en territorio estadounidense a los venezolanos que salieron de su país, según un comunicado.

El TPS difiere del beneficio de la Salida Forzosa Diferida (DED en inglés), que el martes pasado, horas antes de dejar el cargo, el entonces presidente republicano Donald Trump concedió por 18 meses a los afectados por “la situación de deterioro dentro de Venezuela”.

En comparación con el DED, el TPS “es un estatus migratorio legal”, subrayó Menéndez en una declaración, tras cuestionar el gesto de Trump, visto como un regalo de último minuto al electorado de origen venezolano de Florida que le ayudó a ganar ese crucial estado en las presidenciales de noviembre.

El actual presidente demócrata Joe Biden prometió durante la campaña electoral otorgarles el TPS a los venezolanos.

Un proyecto de ley para otorgar el TPS a los venezolanos fue aprobado en 2019 en la Cámara de Representantes de mayoría demócrata, pero no avanzó en el Senado de mayoría republicana.

“En consulta con la administración Biden, espero finalmente hacer realidad el TPS para los venezolanos en un futuro cercano”, dijo Menéndez, presidente entrante del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, subrayando el hecho de que la Cámara Alta pasó a estar controlada por los demócratas.

Hasta 200.000 venezolanos viven bajo amenaza de detención y deportación, según estimaciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso en 2019.

Menéndez dijo que la ley de TPS propuesta también “fortalecería los sistemas migratorios de países vecinos de Venezuela”.

Otrora una potencia petrolera, Venezuela vive una debacle económica agudizada por la actual administración una situación que según la ONU ha provocado la salida del país de más de 5,4 millones de personas.

El TPS, instaurado en la Ley de Inmigración de 1990, es un programa renovable para amparar a extranjeros que por desastres naturales o inestabilidad política no pueden regresar de forma segura a su país.