Comparte esta noticia

Globalízate Radio.- Un nuevo informe subraya la necesidad de tomar medidas urgentes para llegar a los estudiantes que se han quedado rezagados en el contexto de la pandemia del coronavirus en una región que ya antes de la emergencia sanitaria era la más desigual del mundo.

Antes de la pandemia, en 21 países de América Latina y el Caribe los estudiantes de las familias de mayores ingresos tenían cinco veces más probabilidades que los más pobres de terminar la enseñanza secundaria superior, hoy esas diferencias se han agravado y pueden aumentar aún más si no se toman medidas urgentes para incluir a todos los niños y adolescentes en los planes de educación.

El nuevo estudio “Todos y todas sin excepción” fue elaborado por el equipo del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM), la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago) y el Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe- SUMMA.

El documento muestra que el COVID-19 ha profundizado las brechas educativas en América Latina y el Caribe, que ya de por sí era la región más desigual del mundo antes de que iniciara la pandemia.

Si bien el estudio reconoce los esfuerzos de los países para continuar el proceso educativo a través de modalidades a distancia, subraya la necesidad de adoptar provisiones para llegar a quienes se han quedado rezagados.