Comparte esta noticia

Globalízate Radio.- La emergencia mundial debida al coronavirus no ha eximido a Venezuela, una nación que atraviesa ya una aguda crisis económica y que ahora también encara el desafío que suponen decenas de miles de personas que habían migrado a países vecinos y que perdieron sus empleos a causa de las medidas de confinamiento. Las agencias humanitarias brindan ayuda vital y protección a los más vulnerables.

La pandemia de COVID-19 llegó a Venezuela a mediados de marzo. El número de casos se mantuvo relativamente bajo en los primeros tres meses, pero recientemente se han incrementado los contagios. 

Las prolongadas medidas de confinamiento y cuarentena han afectado gravemente la economía del país y los medios de vida de la gente, y han exacerbado las necesidades humanitarias existentes, a las que se suman decenas de miles de venezolanos que regresan a su país tras haberse quedado sin trabajo en los países donde se habían establecido.

La Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios expone la situación de la familia Santana y de otros venezolanos y explica cómo, a través de las agencias humanitarias, protege y asiste con suministros humanitarios y bienes y servicios esenciales a las personas más vulnerables.