Comparte esta noticia

Globalízate Radio.- El impacto socioeconómico de la pandemia de Covid-19 en América Latina y el Caribe puede dejar alrededor de 14 millones de personas vulnerables al hambre este año, advirtió el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.

Ante este panorama, la organización pone el foco en lugares como Haití, el Corredor Seco de Centroamérica, así como de la situación de los migrantes venezolanos en Colombia, Ecuador y Perú y el riesgo de la temporada ciclónica en junio.

La organización internacional ha ayudado a muchos migrantes venezolanos en varios páises

“Es vital y urgente que brindemos asistencia alimentaria a la creciente cantidad de personas vulnerables en la región, así como a aquellos que dependen del trabajo informal. Todavía tenemos tiempo para evitar que la pandemia Covid-19 se convierta en una pandemia de hambre“, dijo Miguel Barreto, director regional del Programa para América Latina y el Caribe.

La estimación sugiere que 10 millones de personas más podrían ser empujadas a la pobreza y el hambre en 11 países de la región, incluidos los pequeños estados insulares en desarrollo en el Caribe.

En 2019, 3,4 millones de personas se enfrentaban a una grave inseguridad alimentaria, una situación de emergencia en la que no pueden satisfacer sus necesidades alimentarias básicas tanto en cantidad como en diversidad.

Programa Munidal de Alimentación trabaja para ofrecer alimentos a migrantes venezolanos

Migrantes Venezolanos enfrentarán problemas con la alimentación

La población de inmigrantes venezolanos en Colombia, Ecuador y Perú que no saben de donde vendrá su propia comida potencialmente aumentará de 540.000 a más de un millón

El Programa insta a los países a brindar apoyo adicional a los beneficiarios de los programas nacionales de protección social y ampliar su cobertura a más grupos, como los migrantes y las personas sin empleo formal.

“Para responder rápidamente y a escala al enorme desafío presentado por Covid-19, algunos países necesitan asistencia de instituciones financieras internacionales y de la comunidad internacional”, señala un comunicado de la institución.