Comparte esta noticia

Globalízate Radio.- La Organización Mundial de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia han alertado de los reclamos falsos que está haciendo la industria de los alimentos sobre la relación de la leche materna y el coronavirus.

Estas organizaciones han pedido a los países mejorar “urgentemente” sus leyes para evitar las estrategias “agresivas y falsas” de comercialización de los sustitutos de la leche materna.


 “La pandemia de Covid-19 ha destacado la necesidad de una legislación más fuerte para proteger a las familias de reclamos falsos sobre la seguridad de los sustitutos de la leche materna o las prácticas agresivas de comercialización”, han señalado las organizaciones, que animan a seguir amamantando incluso aunque una mujer dé positivo por coronavirus, porque no hay pruebas de que se transmita por la leche materna.

“Los numerosos beneficios de la lactancia materna superan sustancialmente los riesgos potenciales de enfermedad asociados con el virus. No es más seguro darle leche de fórmula infantil”, dicen estas organizaciones que advierten que “la comercialización agresiva”, especialmente “a través de profesionales de la salud en los que los padres confían”, es “una barrera importante para mejorar la salud de los recién nacidos y niños en todo el mundo”.

Los bebés exclusivamente amamantados tienen 14 veces menos posibilidades de morir que los niños que no toman leche materna.