Comparte esta noticia

GlobalizateRadio.- Una preocupación que esta alterando a la población mundial tiene que ver con la insistente e inescrupulosa desinformación que personas están lanzando por las diferentes redes sociales. La UNESCO trabaja para que  las personas adquieran un sentido más crítico con lo que se les ofrece en línea y en otros medios, de modo que sean menos propensas a creer y difundir falsedades.

Para contrarrestar la desinformación, la agencia usa en Twitter las etiquetas #ComparteConocimientos, #PiensaAntesDeCompartir y #PiensaAntesDeHacerClick, al tiempo que promueve la idea de que los derechos a la libertad de expresión y de acceso a la información son los mejores recursos a los peligros de la desinformación.

La UNESCO informa que el ser responsables en este momento crucial por ka pandemia “permiten a los Gobiernos y al público tomar decisiones basadas en evidencias reales y poner en práctica respuestas basadas tanto en los valores de la ciencia como en los derechos humanos, y que pueden ayudarnos a superar la pandemia de la mejor manera posible”.

El Secretario General y el Departamento de Comunicación Global

Las recomendaciones de las Organizaciones es seguir cuentas y organizaciones serias que informan de manera veraz

Las Naciones Unidas también  hacen un gran esfuerzo para combatir la pandemia de desinformación y  noticias falsas, a través del Secretario General y de su Departamento de Comunicación Global.

Noticias ONU en español informa constantemente de las novedades de la Organización Mundial de la Salud y del resto de las agencias de la ONU  tanto de los aspectos sanitarios de la pandemia como de los sociales, económicos y políticos, ofreciendo información contrastada desde el terreno con un especial acento en la región de América Latina.

A través de sus redes sociales (Twitter y Facebook), Noticias ONU sigue las ruedas de prensa de la Organización Mundial de la Salud y las comparte en directo, destacando los aspectos que los responsables del combate contra el coronavirus estiman prioritarios.

En esa labor también participan los llamados Centros de Información de las Naciones Unidas. Hélène Papper, directora del Centro para Colombia, Ecuador y Venezuela, uno de los 59 con los que cuenta la Organización repartidos por todo el mundo, explica que su oficina tiene establecido, desde hace bastante tiempo, un sistema diario de monitoreo de redes sociales y medios de comunicación que les permite analizar tendencias e identificar noticias falsas.

Hace una semana, por ejemplo, un mensaje de WhatsApp llegó a las pantallas de receptores de varios países de América Latina, incluida Colombia: “Quédate en casa, la ONU te traerá comida”, decía. El mensaje, que era mentira, se utilizaba para obtener datos personales.

Como resultado de estos mensajes, dice Hélène, algunas personas incluso acudieron a la oficina de las Naciones Unidas para pedir alimentos. En la actualidad, pese a que no se ha emitido ningún decreto que mencione el final de la cuarentena, supuestas fechas e inclusive horas circulan en las redes sociales de Colombia.

Según Hélène,  las poblaciones más vulnerables y a las que más se intenta acceder en Colombia son las mujeres, los trabajadores con empleos precarios y los numerosos inmigrantes y refugiados venezolanos que antes de la pandemia se ganaban la vida vendiendo en las calles, lo que ya no pueden hacer en el contexto actual.

Hélène Papper concluye: “Una de las tareas más importantes del proceso de desconfinamiento será desintoxicarnos de las noticias falsas y repensar qué lugar ocupan las redes sociales en nuestras vidas”.

El Departamento de Comunicación Global ha puesto en marcha también un portal de información genérica sobre el COVID-19 que actúa como agregador e intercambiador de lo que hace el complejo sistema de las Naciones Unidas.