Comparte esta noticia

GlobalizateRadio.-Al ritmo de calentamiento global actual, los habitantes de las regiones de montaña están cada vez más expuestos a peligros y cambios en la disponibilidad de agua, aseguran los científicos.

Los glaciares, la nieve, el hielo y el permafrost que ya están disminuyendo lo continuarán haciendo y esto traerá deslizamientos de tierra, avalanchas, desprendimientos de rocas e inundaciones.

Los expertos del IPCC prevén que glaciares en la región tropical de los Andes, Europa, África Oriental e Indonesia podría llegar a perder más del 80% de su tamaño actual para el 2100, lo que afectará el turismo y el patrimonio cultural de algunos países.

Otro gran problema es que a medida que los glaciares retroceden, se ve afectada la disponibilidad de agua río abajo y esto repercute en numerosos sectores como el agrícola y el hidroeléctrico.

“Los cambios en la disponibilidad de agua no solo perjudicarán a los habitantes de esas regiones de alta montaña, sino también a comunidades situadas muchos kilómetros aguas abajo”, dijo Panmao Zhai, uno de los autores del informe.

Agregó que “la limitación del calentamiento propiciaría la adaptación de estas comunidades a los cambios en el suministro de agua en las zonas montañosas y en otras regiones, y restringiría los riesgos relacionados con los fenómenos peligrosos de montaña”, detalló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.